El título te lo merecés vos papi.

En las internaciones, en el centro de rehabilitación, en las sesiones de fisioterapia o terapia ocupacional, buscando medicamentos por dónde sea, preparando maletas, llevándome al aeropuerto, esperando apoyado en el cristal mi regreso

En las charlas que me pedían dar. Llevándome al trabajo. Detrás de cámaras en las entrevistas para la tele.

El dia que me dieron la beca, en los exámenes, en los 5 años de carrera, en lo que llevó terminar la tesis, esas madrugadas en vela estudiando.

Muchas veces me encontrabas despierta muy temprano, me preguntabas si era porque esa noche dormí bien y te respondia qué no había dormido aún nada en realidad del dolor. Intentabas ocultar el tuyo por mis palabras, siempre con una sonrisa o dándome ánimos.

Hiciste miles de cosas más. Hoy estoy a días de cerrar el ciclo y cómo siempre ahí estabas vos arreglándome para la foto del anuario.

Por eso, por más: El título te lo merecés vos papi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s