Por favor cuidáte

trato+hecho

Lo que siento ahora no se llama añoranza, nostalgia o impotencia por verme como me veo. A mi no me había dicho un anuncio en la tele o en los carteles publicitarios que no hay que estar en la carrocería de una camioneta sentada o parada. Siempre creemos “Eso no me va a pasar” pero a mí me pasó.

Sin embargo vos estás en un medio y un mundo donde te dicen qué está bien o qué está mal, que si no usás casco y manejás a alta velocidad lo más probable es que cambies las 2 ruedas de tu moto por las una silla de ruedas. Muchas discapacidades se producen por imprudencia, por inconsciencia y por falta de educación vial.

Mi vida es mía y sólo mi corazón sabe lo que juntos pasamos desde el momento en que me volví un bebé viviendo en el cuerpo de una mujer, y por todas esas situaciones, emociones y frustraciones es que te escribo a vos que no valorás tu vida y le tentás al destino. La silla para mi no es lo peor, lo son otras cosas.

Decíme: ¿ Porqué no te cuidás? ¿ Pensás que un accidente es solamente tu problema? Podés preguntarle a mi familia, a mis amigos si ellos no sufrieron o lloraron viéndome en aquella cama del hospital, inmóvil, apagándome físicamente de a poco, viendo como una chica que amaba andar en bici, patinar y caminar justamente eran pasatiempos que no los haría por años o quizás nunca más.

No te imaginás cuánto cuesta una cirugía, no tenés idea de que podés perder tu coeficiente intelectual porque no te pusiste el casco o no te abrochaste el cinturón en el auto y si el ileso resultás ser vos, ¿No te importaría arruinar emocional y económicamente a otra persona a causa de tu imprudencia, porque manejás borracho por ejemplo?

Por eso me duele que no te cuides, porque tenés campañas viales que te hablan de todas las consecuencias y vos seguís creyendo que no te va a tocar, a mi ninguna mísera campaña me advirtió y las consecuencias las pago muy alto ahora para vivir, tengo sobrinitos y nunca les empujé el carrito, nunca corrí tras ellos y eso me parece injusto muchas veces.

No reniego de lo que soy ni de lo que tengo o no tengo hoy, la vida yo la disfruto a pleno, a veces quisiera que los días tuviesen más horas y los años más días para seguir viviendo, haciendo cosas distintas a las que planeé pero que me llenan de igual manera.

Por favor, ahorráte lo que sufrí hasta encontrar mi centro, honrá la vida cuidándote: por tu mamá, por tu papá, por tus herman@s, por tu familia, por tu amor, por tus amigos, por quienes te quieren. No le tientes a la suerte cuando se trata de la vida.

Sobre ruidos molestos, alcohol, seguridad vial y otros

¿A quién acudir cuando uno no puede dormir porque estos imbéciles que andan en moto (borrachos en su mayoría) aplanan la calle de mi casa sin silenciador y otros más desubicados aún, ponen su música a todo volumen en sus autos tuneados y no me dejan dormir cuando me rompí el alma toda la semana estudiando y trabajando? ¿Dónde están quienes deberían velar por el orden y la seguridad de un ciudadano en estos casos?

Cuando pasen un día en la unidad de neurocirugía de un sanatorio u hospital viendo las secuelas del loquerío, la borrachera, la velocidad, el “a mi que me importa” quizás aprendan, con suerte aprendan, porque muchos no viven para contarla.

Y si mirás todo el vídeo te das cuenta que no sólo es el problema de lo que uno haga con su vida, sino todo lo que una estupidez, negligencia, impericia y descuido conlleva.
IMPACTANTE Y CRUDA CAMPAÑA VIAL EN AUSTRALIA

Conoce las causas y consecuencias de una lesión medular

papel-lapiz

Una lesión medular es una afectación de la médula espinal que produce parálisis de la movilidad voluntaria y ausencia de toda sensibilidad por debajo de la zona lesionada.

Las personas afectadas por una lesión medular completa no pueden mover ni sentir absolutamente nada desde el punto de la lesión.

Se trata de una lesión grave que afecta a 3 millones de personas en todo el mundo. En España se diagnostican tres nuevos casos de lesión medular al día.

Todos podemos padecer algún día una lesión medular.

En todo el mundo se diagnostican alrededor de 130.000 lesionados medulares al año
Las principales causas son los accidentes en situaciones cotidianas.

Accidentes de tráfico: 50%
Caidas: 24%
Otras causas: 17%
Deportes: 6%
Deportes extremos: 3%

Consecuencias de una lesión medular.https://i0.wp.com/www.todomonografias.com/images/2007/03/a1082.gif

En todos los casos, una lesión medular se convierte en un acontecimiento traumático tanto para el paciente como para su familia. Es una lesión grave que cambia drásticamente la vida del afectado.

Conlleva mucho más que una parálisis de las extremidades. La desconexión entre el cerebro y el cuerpo comporta diversos efectos añadidos:

  1. Pérdida del control urinario e intestinal.
  • Alteraciones del Sistema Nervioso Vegetativo.
  • Trastornos en el campo de la sexualidad y la fertilidad.
  • Pérdida del control de la temperatura corporal y la presión arterial.
  • Dolor crónico.
  • Riesgos de padecer diversas complicaciones como úlceras de decúbito, espasticidad y necrosis de tejidos.

No todas las lesiones medulares son iguales.

Los tipos de discapacidad asociada a la lesión de la médula espinal varían mucho según la fuerza del impacto, la zona en la que se ha producido la lesión y el grupo de fibras nerviosas que han sido dañadas.

Las lesiones medulares se dividen:

completas

Una persona afectada por una lesión completa ha perdido todas las funciones controladas por la médula espinal y es incapaz de las funciones controladas por la médula espinal y es incapaz de punto de la lesión.

incompletas

Una persona con una lesión incompleta podría ser capaz de mover, aunque con menos fuerza, una extremidad o tener sensibilidad por debajo de la lesión.Más información: www.fenexy.org/known_lm.php?menu=18

Cómo hablar de discapacidad en los medios de comunicación

megafono

Las personas que presentan algún tipo de  discapacidad, bien sea intelectual, bien sea física no son  enfermos. Por ello, y como señala el interesante y  novedoso libro Periodismo social. El compromiso de la  información, de la agencia Servimedia, la “Premisa principal  [es]: un “minusválido” no es “minus” (menos) válido que  otra persona. Peor es el término “inválido” (no válido)  atribuido también a quienes no  entran en el imaginario perfil  o patrón de las “personas normales”” (Servimedia: 2007:  43).

Por lo tanto, el concepto que los profesionales de los medios de comunicación utilizarán en sus comunicaciones con los ciudadanos de capacidades diferentes será “discapacidad”, y, para las  personas que la presentan, podrá usarse el término  “persona dependiente”, que incluiría también a un anciano o a un niño que, en un momento dado de su vida,  pueden depender de la asistencia o de la ayuda de alguien.
Descargar folleto:

Tratamiento lingüístico de las noticias de carácter social