Respuesta sobre mi salud y equilibrio mental.

11-con-fondo

Me preguntás cómo mantener el equilibrio y salud mental cuando mi cuerpo no responde a casi ninguna de mis “órdenes” y estoy acá pensando como responder.

Es más, creo que ya hablamos de esto una vez y me viene a la mente una de las tantas noches de internación que pasé, medio consciente y medio sedada, inmovilizada por la misma lesión, acostada mirando día y noche solo el techo y como vos, yo me hice muchas preguntas que tuvieron y no sus respuestas. ¿Quería ahora lo mismo que antes?

No, eso no era lo quería poque casi nada material mi físico me servía ya, así que ahí asumí lo estúpidamente que había desperdiciado mi vida los meses anteriores al accidente.

Las amistades reforzadas como nunca son las cosas positivas de esa época tan sin esperanza y llena de lágrimas pero cambié la óptica del mundo que me rodeaba cuando me di cuenta de que todo empieza por mí, así que debía asumir que el pasado ya era pasado y nunca lo iba a cambiar porque no es posible, punto.

Así que decidí vivir intensamente aunque al principio tuviera el alma hecha trizas, aprendí a escuchar al otro pero escuchar prestando genuino interés, a tener esperanza aunque no me la dieran y una de las lecciones más importantes es no andar quejándome de mi suerte.

Ahora creo que muchos entienden el valor de la salud física y mental, de la vida, de la amistad y el estar presente para el que necesita a veces dinero para medicamentos y tratamientos o sólo alguien en quien apoyarse anímicamente. Como yo hace más de 2 décadas.

Y para terminar sé si respondo bien a tu pregunta pero así fue,  cambiar de actitud, con soporte de amigos que me escuchaban y me tomaron de la mano que cambié de perspectiva y mi vida fue mucho más feliz y plena.

Hoy todos necesitamos lo mismo.

¡Hoy celebro!

Hoy celebro estar conciente.
Hoy celebro ser una sobreviviente
Hoy celebro mi niña interna llena de energía
Hoy celebro mis tristezas y alegrías.

Hoy celebro ser de cierta forma independiente
Hoy celebro ser amante de hermosos recuerdos, amiga de inolvidables momentos y encuentros…

Hoy celebro tener el trabajo que tengo
Hoy celebro tener la familia que tengo
Hoy celebro tener los amigos que tengo
Hoy celebro tener a las personas que amo
Hoy celebro por que estoy feliz

¡Hoy celebro por que si!

30 de diciembre de un año raro

Hay que tomarse vacaciones también de las redes sociales, eso es lo que voy a hacer desde mañana el último día de éste año tan raro.


No sé que nos espera el próximo así que quiero exprimir al máximo el tiempo con mi familia y con los amigos que ya sea físicamente o por teléfono no se olvidaron de que sigo viviendo.


A los demás, a los conocidos gracias por seguir en contacto por éste medio.
La vida es ahora, no lo olviden y disfruten de las cosas sencillas que ella nos regala.

¿Qué aprendí de mi discapacidad?

No pienso que adquirir o nacer con discapacidad sea un castigo, un karma, la pena que tenés que purgar por algo. La discapacidad es una condición adquirida o congénita.

La discapacidad me hizo llorar mucho a mí, mi familia y amigos, demasiado en algunas ocasiones. Hizo que dependiera de terceros para vivir ya que lo que recuperé de movilidad con mucho esfuerzo no me sirve para ser autovalente, como digo a la gente: soy un bebé de 3 meses en el cuerpo de una mujer.

Pero la discapacidad en parte, también me hizo ser más agradecida con las cosas que sí hago sola: hablar, escribir con un dedo en la computadora y el celular, mover mucho más la silla. ¿Qué irónico no? Agradecer lo que muchos repelen: Ver a una persona que puede movilizarse por medio de una ayuda técnica y yo antes del accidente era una de ellos.

Agradezco a la discapacidad que haya filtrado cariños, sentimientos y saber quiénes no te fallaran, agradezco que valore todo lo que pude hacer mientras fui una persona autovalente; cada día maravilloso me enseñó algo, cada día de pesadillas e injusticias también.

Pero eso de ser libre de hacer y decir lo que quisiera, cuando quisiera, de levantarme y salir si no me gustaba un ambiente, de asearme sola, lavarme el pelo, vestirme, patinar, andar en bici, bailar …. Todo eso es pasado, un pasado con luces y sombras del cual elijo quedarme con lo luminoso.

Tengo un título universitario de ingeniería, trabajo, practiqué un deporte (cosa que pensé ya no podría) pago mis deudas, viajo, ¡poco pero lo hago! Me quieren y quiero.

La discapacidad me abrió los ojos a una realidad que muchos no ven o no quieren ver. Ese camino hecho en silla de ruedas me dio la oportunidad de hacer entrañables amigos aquí en Paraguay y por el mundo, colaborar desde Parigual con otras asociaciones que buscan lo mismo, oportunidad para todas las personas en mi misma situación: acceso a la salud, educación, rehabilitación, vida independiente, accesibilidad al medio físico.

Nadie es mejor que yo pero tampoco nadie es peor, únicamente vivimos situaciones distintas y actuamos en consecuencia como somos.

Pd: Gracias a mi abuela Porfi (sin desmerecer a mi abuela Leo) por todo lo que hizo por hacerme sentir más cómoda los primeros días, semanas y meses desde el accidente; fue y es uno de mis grandes soportes aunque ella crea que por su edad ya no pueda hacer las cosas como antes. Te quiero mucho abuela y estoy orgullosa de llevar tu sangre.

Devuélvanle el brillo a sus ojos

20181206_101351

¿Quién le robó el brillo a sus ojos, dónde encuentra a quien se lo llevó para pedirle que se lo devuelva? Que alguien le diga a ella que no van a robarle nada más y que va encontrar lo que se llevaron.

Adri, ella tiene los ojos enormes, son 2 botones marrones que brillan, siempre brillan; menos estos días. Ella duerme y sueña con cosas lindas pero se despierta y está cansada, muy cansada, sus ojos también.

Hace calor y está en una burbuja fresca con el aire acondicionado, trabajando desde su casa porque su cuerpo no resiste más el calor. Está con sus libros digitales, la televisión programada en los canales de turismo y estilos de vida, en los que trasmiten fútbol.

Pero ella quiere salir de ahí, sueña con viajar otra vez, con Australia, con paises de Europa y reencontrarse con sus afectos en el mundo, con un partido en el Camp Nou.

Pero no puede porque le robaron el brillo de sus ojos y ella lo está buscando desesperadamente.

Adri siempre fue unos ojos curiosos, brillantes y alegres, ella sigue siendo todo eso en su corazón pero en su mirada falta algo ..

Devuélvanle el brillo a sus ojos